bautismo-peter-masters

“Aunque es cierto que el bautismo no es esencial para la salvación (¿cómo podría serlo si viene después de la conversión?), aún así el Señor Jesucristo muy claramente requiere que lo hagamos; por tanto, los cristianos están sujetos a buscar ser bautizados, en obediencia a Él.

El bautismo es una ordenanza cristiana, lo que significa que el mismo Señor Jesucristo lo ha mandado expresamente. La iglesia cristiana solo tiene que llevar a cabo dos “ritos” gráficamente importantes: el bautismo y la Cena del Señor, los cuales fueron especialmente ordenados (de ahí que se llamen ordenanzas) por el Señor. Ambos son enormemente ilustrativos, ya que representan la obra salvadora de Cristo y la nueva relación espiritual entre Él y su pueblo. Tanto el bautismo como la Cena del Señor están diseñados para traer gloria y honra a Cristo, y para fortalecer y bendecir a su pueblo. Es imperativo que entendamos su significado y que los honremos completamente.”

– Peter M. Masters.


Descargar (PDF)


Anuncios