objecion-al-paedobautismo-presbiteriano-samuel-romero

¿Por qué abordar específicamente el segmento presbiteriano del paidobautismo?

[…]

Principalmente para este grupo de personas va dirigido este modesto escrito; aquellos que en general aprecian la doctrina reformada y la teología del pacto pero con la suficiente cautela y disposición para no tomar como absoluto un paquete teológico sin evaluar sus apartados.

Pues estoy convencido de que en el paidobautismo presbiteriano, mirando sus bases e implicaciones hay escoyos y elementos que son peligrosos y que opacan más que clarificar aspectos preciosos de la teología que tienen que ver con la verdadera unidad y correlación del plan redentor de Dios y la hermosura, gracia y suficiencia de nuestro precioso salvador y su pacto.

Y aunque de ninguna manera me atrevería a compararme siquiera de lejos con personas como: John Owen, Jonathan Edwards, John Murray, Charles Hodge, Louis Berkhof, …. A quienes admiro y me han sido de gran edificación en lo que de ellos he leído, y menos pretendo tener mejores argumentos humanamente hablando; mi admiración y respeto no son suficientes para callar lo que las escrituras establecen.

Pues es “Bueno y necesario” seguir la teología bíblica (sin ignorar el profundo valor de la teología sistemática cuando es bien trazada) por sobre cualquier otra, sea de quien sea y venga de donde venga. […]

Y también tengo la esperanza de que habrá (fuera de las filas presbiterianas) hermanos que por la gracia de Dios lleguen a tener más claro por qué este apartado de su doctrina no tiene real sustento bíblico y tampoco es neutral en sus consecuencias (no hay una sola doctrina errada en el cristianismo que no sea nociva en mayor o menor grado para el cuerpo de Cristo)

Y, al tener una noción más clara de cómo, porque y en que se relacionan y diferencian: El pacto Abrahamico; El pacto Mosaico; y el nuevo pacto tendrán bases para aventajar en su apreciación de la altura, anchura y profundidad de la obra de nuestro Señor y Salvador y para gozarse aún más en El y en su divina obra.

Que al fin y al cabo el que mejor mira más admira.

Samuel Romero.


Descargar PDF


Este material ha sido escrito por el hermano Samuel Romero, quien nos ha compartido su ensayo personal sobre este tema.

Anuncios