LA CONFESIÓN DE 1689 Y LA TEOLOGIA DEL PACTO


Históricamente, los Bautistas Reformados son pactuales. Aunque difieren de sus hermanos presbiterianos en algunos asuntos claves, de acuerdo con la Confesión de Fe Bautista de Londres de 1689, los bautistas estaban igualmente comprometidos con una sólida teología del pacto en la historia de la redención. De hecho, cada capítulo de la confesión se basa en la teología del pacto. Aunque el capítulo 7 está dedicado enteramente a los pactos, los capítulos sobre la creación, la providencia, la caída del hombre, Cristo, la justificación, el arrepentimiento, el evangelio, las buenas obras y la perseverancia se explican desde una perspectiva pactual.

Para nuestros antepasados ​​bautistas, una alteración de la doctrina de los pactos es una alteración del evangelio de Jesucristo. El evangelio, en su contexto más amplio, incluye el cumplimiento del pacto de obras del Segundo Adán, Jesús el Cristo, que fue quebrado por el primer Adán; el segundo Adán soportó sus maldiciones y estableció sus bendiciones para todos aquellos que fueron elegidos por Dios para ser representados por el segundo Adán en el pacto de la gracia.

Con esto en mente, el capítulo 7 de la confesión enfatiza tres verdades esenciales relacionadas con su marco de pacto. El párrafo 1 confiesa un pacto de obras. El párrafo 2 confiesa un pacto de gracia. El párrafo 3 confiesa un pacto eterno de redención.

 – Jeff Johnson.
FOUNDERS MINISTRIES.


DESCARGA EL ARTÍCULO PDF


Anuncios