El Pueblo de Dios del Nuevo Pacto y el Paidobautismo

Los bautistas contribuyeron con sus distintivos únicos en el capítulo 7, “Del pacto de Dios”, y en el capítulo 29, “Del bautismo”. Estoy profundamente en deuda con la erudición y la piedad que comparto con nuestros hermanos evangélicos paidobautistas. Sin embargo, no puedo estar de acuerdo con el bautismo de infantes. En esta época de la historia redentora, necesitamos reconocer la gracia de Cristo en los individuos y su presencia entre su pueblo reunido. Ciertamente reconozco la gracia de Cristo en los hermanos paidobautistas y su presencia en las iglesias evangélicas paidobautistas. Todos podemos estar seguros de que en el día de la gloria consumada, estos desacuerdos desaparecerán. Mientras tanto, que el Espíritu nos capacite a todos para sostener nuestras respectivas convicciones de manera concienzuda y con gracia (Fil. 3:15-16).

Antes mencioné que consideré muy seriamente el paidobautismo en el curso de mi peregrinación teológica a la fe reformada. He descubierto que la eclesiología bautista es la implementación más consistente de la hermenéutica y la soteriología reformada. Al haberme dirigido a un par de “temas de conversación” paidobautistas más populares, espero haber sido fiel a las Escrituras, preciso en mis representaciones del paidobautismo, y respetuoso de mis hermanos con quienes difiero en este asunto.

Alan J. Dunn.


CONTENIDO:

  • En el Nuevo Pacto, Todos Conocerán al Señor. (p. 7)
  • Una Cuestión de Interpretación: Hermenéutica. (p. 10)
  • El Niño, la Familia y la Iglesia. (p. 14)
  • ¿Qué hay del Principio de la “Cabeza”?. (p. 18)
  • ¿Qué hay de las palabras de Pedro “para ti y tus hijos”?. (p. 21)
  • ¿Qué hay de los “Bautismos en hogares”?. (p. 25)
  • ¿No son nuestros hijos “santificados” y “santos”?. (p. 26)
  • Conclusión. (p. 29)
  • Apéndice A“Los Creyentes No son Abraham” John Spilsbery y Nehemiah Coxe sobre el problema de los “Hijos del Pacto”. (p. 32)
  • Apéndice B ¿Qué debemos pensar de los hijos de los creyentes? (p. 39)
  • Apéndice C La Responsabilidad de los Bautistas Reformados  con sus Hijos.  (p. 46)

DESCARGAR PDF


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s