Recursos (Descargas)

Bienvenidos a la sección de descargas. Aquí encontrarás una compilación de recursos por Internet sobre el Federalismo histórico bautista particular (1689). Cada cierto tiempo se estarán actualizando los enlaces y agregando más material de estudio.

Si posees aportes nuevos que no estén en este lugar, puedes escribirnos al Facebook y pasarnos más material de estudio.

Haz clic en el título del libro para descargar.


“En el Nuevo Testamentoel-bautismo-y-la-teologia-del-pacto-walter-chantry, descubrimos la naturaleza del bautismo definida. En la definición, algo debe ser dicho de la persona bautizada. El significado central que se le da al bautismo es que simboliza su unión con Cristo. Estamos de acuerdo en que la definición en la Confesión de Fe de Westminster es esencialmente bíblica: “El Bautismo es un sacramento del Nuevo Testamento, instituido por Jesucristo, no solo para admitir en la iglesia visible a la persona bautizada, sino que se constituye para la misma en un signo y un sello del Pacto de la Gracia, de haber sido injertado en Cristo, de la regeneración, de la remisión de pecados, y de su entrega a Dios mediante Cristo Jesús, para andar en vida nueva…” (Capitulo XXVIII).”


imputacion-de-la-justicia-y-la-teologia-del-pacto-walter-chantry“El capítulo 4 nos dice que cuando un individuo cree en Jesús, ocurre una transacción en el cielo. Pablo utiliza el histórico y bíblico ejemplo de Abraham, para describir qué ocurre cuando una persona cree. Una palabra nueva es introducida para explicar el suceso que le dio a Abraham la justicia de Dios a través de la fe. Esta palabra es utilizada una y otra vez para imprimir en nuestras mentes la transacción celestial. Es la doctrina bíblica de la imputación. […]
Cuando un pecador cree en el Señor Jesús, se le acredita la justicia de Dios. En las cuentas del cielo la justicia de Dios se acredita a los creyentes. Cuando, en el día del juicio, los creyentes estén delante de Dios, Él evaluará las cuentas celestiales, y encontrará depositada en su cuenta la justicia de Dios. Esto es la extraordinaria buena nueva del evangelio. Por la fe en Jesús, la justicia de Dios es acreditada a la cuenta de los pecadores, es decir es imputada a ellos. A pesar que esta buena nueva trae gran esperanza, júbilo y paz a nuestros corazones, como lo expresan los primeros versos de Romanos 5, esta transacción celestial plantea una pregunta. ¿Cómo funciona la contabilidad de Dios? ¿Cómo es que un Dios justo y equitativo puede acreditar la cuenta de un pecador con la justicia de Dios? ¿Es Dios un juez honorable en hacer esto, o ha cometido fraude con los libros del cielo?”


 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: